Cuentos

‘La niña en el bosque’

Había una vez una niña que vivía en el bosque y tenía el pelo rubio y ojos verde y ocupaba un vestido y una cola. Ella no tenía amigos por que vivía en el bosque por eso no tiene amigos como algunos niños en la ciudad. Un día se encontró con un collar mágico y ahí podía hablar con los animales y ella dijo no puede ser y dijo: – no esto es un sueño! y después vio que era real y ella quedo así contenta porque los animales eran los amigos y finnnnnn.

ANTONIA AGUSTINA

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Aventuras en el espacio’

Un día astronautas fueron al espacio y  quedaron sin combustible en el cohete y chocaron en una luna de Saturno. Cuando bajaron del cohete y se encontraron con un extraterrestre que les dijo que se fueran y ellos dijeron: -no nos iremos – entonces los mataremos dijo el marciano. Salieron corriendo y se robaron su nave para que se fueran a la base lunar para irse a la tierra y cuando llegaron estaba abandonada y se encontraron con una nave para escapar y cuando escaparon los astronautas apretaron un botón  y explotó  la luna y volvieron a la tierra. Cuando llegaron todos celebraban porque se había descubierto vida en otro lugar del espacio exterior.

VICENTE CARTAGENA

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘PíoParaPío’

Había una vez, un pollito llamado PíoParaPío, pero antes deben saber lo que significa ¨Para¨. Lo que quiere decir es que el objeto puede volar. Ejemplos: ParaGoomba – ParaSprite, entonces este era un pollito que tenía el don de volar, pero ya, comencemos la historia. Resulta que un día, PíoParaPío se alejó mucho de su casa y se perdió, pero como podía volar, voló, voló y voló, hasta que encontró un sembrado de maíz, no era su casa, pero se detuvo a comer, ya que tenia mucha hambre, pero, cuando terminó de comer y quiso volver a su casa volando, no pudo volar, ya que, de tanto comer, había subido mucho de peso. Justo pasaba un zorro hambriento por ahí, al divisar a PíoParaPío, se lanzó en picada hacia él para devorarlo, cuando el zorro ya estaba bien cerca de él, abrió su boca muy grande, pero cuando se lo iba a echar a la boca, a PíoParaPío le vino un mareo increíble y como estaba muy lleno, vomitó, pero vomitó en la cara del zorro, como había vomitado todo lo que comió, se hizo liviano como una pluma y salió disparado a su casa, ahí aprendió que era mejor prevenir y evitar los problemas, así con la lección aprendida, vivió feliz para siempre.Y colorín colorado, este cuento se ha acabado. Fin Hecho con amor

LUCAS LUENGO

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘La aventura’

Lo más importante de este cuento es que todo es real. Muy bien empecemos, un día iba con mi papá por un cerro el cual era un atajo pero en el camino nos encontramos con un árbol, pero no cualquier árbol, era un árbol recto pero estaba en la parte de la bajada así es que nos subimos. Luego estábamos tan alto que no podía bajar pero bueno no paso nada. Después pude bajar, seguimos caminando cada vez se hacía más peligroso el camino. Mi papá casi se cae de no haber sido por mi que le agarre la mano y mi otra mano sufriendo porque estaba afirmada de una piedra. Luego yo casi me caigo de no haber sido por mi papá pero es que mi caída hubiera sido peor porque había un cactus abajo mío bueno luego llegamos a un lugar lleno de cobre. Ok y fin gracias.

BORITO

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘La hermana mayor’

Hoy a sido un día muy aburrido, a llovido desde anoche y no para de llover… para pasar el aburrimiento me puse a jugar con mi hermana Tamara que tiene 7 años y con mi hermano Emiliano que tiene 2 año. Se me olvidaba contarles de que yo soy la hermana mayor, me presento me llamo Carla y tengo 10 años.

CARLA

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Papelucho escritor’

Había una vez un niño que se llamaba Papelucho y era un fan de los escritores y quería ser uno de ellos. Un día empezó a escribir un libro y lo llamó “Las aventuras de Almendra” y cuando lo terminó decidió publicarlo y fue tan bueno que un autor famoso, Marcela Paz, decidió ir a visitarlo y lo felicitó por el gran libro y le dijo que su libro como era tan bueno se había vuelto famoso.

ALMENDRA

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Los Poderes’

Había una vez una niña que tenia una mascota que podía hablar y se llamaba Alex porque tenía poderes como yo

CATALINA VASQUEZ

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Súper Cat 3: La Salvación’

Ese gato que iba en la ayuda de Súper Cat se llama: Simón Antonio, un gato muy regalón y de pelaje plomo. Simón fue en busca de una perrita, un buena, llamada: Pepa, ella es la novia de Félix. Pero ella era todo lo contrario de Félix: buena. Simón le pidió que la ayudara a encontrar a Súper Cat. Pepa sabía perfectamente donde estaban ya que había escuchado a Félix y Nerón hablar. Ellos fueron a la guarida de Félix y Pepa desde la entrada grita: ¡Félix de las Mercedes suelta ese gato ahora! y Félix para no perder el aprecio de su amada libero a Súper Cat. Súper Cat agradeció a Pepa y a Simón y se fue volando. Braun dijo:

– Yo me voy, y Pepa responde:

– Nadie se mueve de aquí.

Pepa como es la mamá-novia de Félix retó bien retado a Félix, Nerón y Braun que hasta le fueron a pedir perdón a Súper Cat y no molestaron a Súper Cat por muchos años todavía ininterrumpidos y Súper Cat siguió siendo un súper héroe que ayuda a la sociedad .

Ahora me voy a hablar con Súper Cat para ver si hacemos otro cuento por que este ya terminó ……….

CAROLINA ORTEGA

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Súper Cat 2’

Si recuerdan bien Felix y Nerón se de devolvieron a Perropolis pero cuando ellos llegaron a Perropolis contactaron a un perro medio bipolar derrepente era bueno y derrepente era malo. Ya, pero continuando con la historia ………. contactaron a un perro llamado BRAUN y solo lo contactaron por que era el único perro que sabía como derrotar a Super Cat a si que se hicieron muy buenos amigos hasta que un día se decidieron ir a Gatopolis a derrotar a Super Cat. Llegaron a su casa y tocaron la puerta (nada tiene que ver que sean malos y toquen la puerta) y salió Super Cat y vió a los tres: Felix, Nerón y Braun. Super Cat a ver a Braun se sorprendió muchísimo y trató de esconderse y cuande se iba a esconder Felix y Neron lo agarraron para llevárselo a Perropolis. Ya en Perropolis un gato residente en Perropolis supo que tenian escondido a Super Cat. Él fue en su ayuda pero para saber que pasó vas a tener que esperar la otra parte de historia

CONTINUARÁ ……………………………..

CAROLINA ORTEGA

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Súper Cat’

Había una vez un gato llamado CAT, el vivía en la ciudad de GATOPOLIS la ciudad que lo vio crecer. Cuando era un gato adolescente descubrió que tenía súper poderes, como el era bueno ocupó sus poderes para ayudar a la sociedad y se apodó SUPER CAT.

Un día cuando super cat caminaba por su ciudad vio husmeando en la basura a FELIX, EL MANCHADO y su secuaces NERON, EL PATA NEGRA Súper Cat les dijo: – por qué siguen aquí si deberían marcharse, y efectivamente se inició una pelea automáticamente y como todos sabemos que siempre triunfa el bien Súper Cat ganó.

Felix y Neron obviamente volvieron a perropolis que es su ciudad.

Felix y Neron digieron en coro: volveremos Súper Cat prepárate………

FIN …………….

CAROLINA ORTEGA

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘¡Yo no soy un monstruo!’

Papelucho se quedó dormido al ver una película sobre un monstruo que comía a todos por la noche (y la película la vió en la noche…). Lo que él nunca notó es que la portada decía “basado en hechos reales”. Esa noche, ese monstruo lo mordió y… ¡y lo convirtió en monstruo!

Al despertar, todos se asustaron de él, incluyendo a la Domi y a la Ji.

-¡Yo no soy un monstruo!- dijo Papelucho.

Todos corrieron. Entonces, nuestro protagonista se miró en el espejo, y se asustó tanto, que gritó

¿Y yo dije que fué un sueño? ¡Perdónenme! Con el grito que dió en su sueño, se despertó. Los monstruos no son reales, ¿o sí?

FELIPE ANTONIO

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Papelucho inventor’

En un cabaña vivía un niño llamado Papelucho era un niño muy inventor. Papelucho un día había hecho un invento que con tenia miel de abeja, pólvora, aceite y otras cosas. Su nana se había comido el experimento. Papelucho no le quería decir porque si le decía capaz que se asustara mucho. Papelucho le pregunto que le pasaría si tu te mueres ella le dijo que no le importaba. Papelucho se prometió a que no se muriera y le regaló todas sus cosas. Papelucho supo que no se lo había comido el invento y papelucho pudo dormir bien.

IGNACIO GONZÁLEZ

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Un niño llamado Bruno’

Erase una vez un niño llamado Bruno que era de Renca, siempre iba con sus amigos a los juegos de la plaza, yo, su hermana Fernanda siempre lo tenía que ir a buscar por que su mamá siempre se enojaba, ella siempre estaba pegada en su celular y decía Fernandita vaya a buscar a su hermano, Fernanda dijo: pero estoy ocupada, lo tuve que ir a buscar. Llegaron sus primas la mayor se llamaba Allison, la mediana se llamaba Pía, y la menor se llamaba Amelia cuando el Bruno juega con la Pía siempre hacen desorden y después se enojan, y de nuevo vuelven a juntarse. Yo juego con la Allison, es simpática siempre jugamos juntas. Cuando el Bruno y la Pía pelean yo con la Allison siempre tratando de que se lleven bien. Un día el Bruno se perdió con el Lafi,el Lafi es un señor que arregla las bicis, el Lafi le había comprado unas gomitas y unas galletas y yo estaba preocupada, mi mamá fue a dejar unas mantas, porque mi mamá vende mantas, siempre yo tengo que andar siguiendo al Bruno. Hasta que un día se enfermó y ese fue un día muy tranquilo se quedaba quieto durmiendo aunque se quejaba un poco, ese día mi mamá me contó que ibamos a ir a Pomaire para ver la agricultura y esa cosas, yo conocí a una amiga que jugaba fútbol, ella se había ganado un trofeo, un día hicimos una venta de garaje ahí ganamos mucho dinero y no compramos cosas juntas.

FERNANDA

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Las aventuras de Bastián’

Había una un niño llamado Bastián.  A el no le gustaba el colegio solo las aventuras y el salía de su casa apenas llegaba del colegio e iba a las montañas; pero un día de tantas aventuras se perdió pero iba tan equipado que  tenia lo suficiente. Para vivir llevaba un saco de dormir una botella de agua y comida. Pero justo al otro día se encontró con un señor y se escondió porque creía que era malo.
Como el señor no sabía a quien escuchaba justo se calló de adonde se encontraba escondido Bastian. El señor le preguntó  quien eres y como te perdiste y Bastián le dijo: estaba de aventura pero como ves  me perdí. El señor dijo yo te llevo a tu casa y lo llevó y sus papás se lo agradecieron mucho y luego Bastian se sintió feliz por siempre.

JOAQUÍN Y JAVIER

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘El rey el monstruo con cabeza de hidra’

Había una vez un rey llamado Juanito que siempre iba de casería de monstruos además siempre ganaba esas batallas con horribles, feos y peleadores monstruos con cabeza de hidra. Pero un día se encontró una hidra de verdad, el estaba muy asustado, pero llego un monstruo y le tiro fuego de sus 8 cabezas entonces el rey se dio cuenta de que ese monstruo era muy bueno y desde ese momento fueron mejores amigos por siempre.

DIEGO 9 años

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘El borracho especial’

Había una vez un borracho que vino del espacio con su bmx 3000 y quería matar a todos, venia cargado con armas de juguete para intimidar a los niños, pero resulta que los niños tenían armas de verdad y los niños lo mataron.

SEBASTIAN MANQUI Y RAIMUNDO DUARTE

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Monstruamigos’

Un día de invierno apareció un grupo de amigas monstruosas que le gustaba hacerse amigas humanas pero la gente se asustaba al verlas así que se vistieron como humanas pero igual se fijaron y se volvieron a asustar.
Volvieron a su casa y se dieron cuenta que habían muchos amigos monstruos que las querían mucho .

CONSTANZA CÁCERES

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Las ricas pizzas’

Había una vez un niño llamado Marcelo que vivía en una casa con sus padres, a el le gustaban las pizzas.Entonces un día sus padres lo llevaron a la pizza y pidieron una pizza familiar. Se la comieron y se fueron a casa felices y además satisfechos y colorín colorada mañana te cuento otro cuento fin.

VICENTE CONTRERAS

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Magdalena y su muñeca’

Había una vez un a muñeca que se vendía en una tienda del Mall.  Magdalena cada vez que iba al Mall con su mamá, miraba la muñeca con muchas ganas de que se la compraran. Pero era muy cara y su mamá no podía regalársela.

Pasaron varios meses y la muñeca no se vendía pero cada vez estaba más sucia y fea porque muchos niñas la tocaban.  Magdalena la tomó en sus manos y la acarició… y descubrió  que tenía un letrero que decía “Oferta”.   Se lo mostró a su mamá y preguntaron cuanto valía: la había rebajado un 50%.  La mamá se emocionó y la compró para Magdalena que feliz llegando a su casa le lavó la carita y la ropa quedando impecable.

Fueron grandes amigas por mucho tiempo

Isabel Margarita  García Huidobro.  8 años.

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Evento desafortunado

Nuestra historia comienza en el mes de Octubre…
Se veía un hombre humilde y peludo y flacucho el cual un año se casó con una mujer alta y rubia y millonaria. Se casaron en la isla Trasero. A pesar del polvo era un lugar muy bonito. La leyenda dice que la isla te puede comer y levitar…pero todavía no se sabe.
Los maridos se casaron y tuvieron a un niño llamado Bruno al cual le gusta dibujar.
Un día cuando Bruno cumplió 9 años le compraron un muñequito de madera.
Tal vez habías escuchado de los maniquíes de madera de dibujo. Quien no sabe…
Un día cuando se alistaba para dibujar, el maniquí salió corriendo de su pedestal como un tren supersónico.Entonces, Bruno…sin querer…bueno, Bruno con querer… tiró al maniquí por la ventana de su habitación. Bruno fue al patio a recoger su muñeco.
El maniquí en vez de estar roto en el pasto desplomado; estaba de pie rígido mirando a Bruno sin moverse.
En ese instante en vez del maniquí estaba una mantícora, un enorme animal con cuerpo de gato y cabeza de león lo cual la mantícora empezó a atacar a Bruno con besos amorosos y cosquilludos.
Bruno se reía;
-ja ja ja….para…ja…
En ese momento aparecieron dos mantícoras más que empezaron a hacer cosquillas.
¡ya que….las mantícoras se convirtieron en mariposas que se perdieron entre las nubes.
Bruno quedo sorprendido con el mágico evento.
Entonces se fue donde su papa; lo cual casi tropezó.

¡Ten cuidado, hijo!- clamo su mamá, recogiendo los platos que se le cayeron en el impacto. …y partió corriendo.

Bruno fue al escritorio de su papá pero el padre no le creyó-.
Un día sus papás desaparecieron y Bruno quería descubrir la res
-lo siento mamá .le quiero decir algo a papá -dijo entre dientes Bruno puesta. ¿Quién podría ser?
De pronto, de tanto pensar, no podía mover su brazo.
Después, su miserable brazo se derritió como helado y se derramo al suelo.
No solo su brazo se derritió, sino su cabeza también y su cuerpo parecía un huevo con la yema afuera y mas encima aplastado.
La puerta se abrió de golpe y entró humo a la casa…Y de la puerta se asomó tembloroso un chico como de 12 años de edad, rubio, con una chaqueta universitaria roja, con unos pantalones azules oscuros y con una varilla de rama de sauce tamaño mediano en la mano derecha y las manos sucias como barro.
El muchacho miro fijo a Bruno y…
¿Qué pasó después?  bueno…esa es otra historia.

Bruno Carrillo

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘El Pedazo de Zapallo’

Un día mi mamá compró un pedazo de zapallo grande para hacer sopaipillas. Yo estaba enferma y no había ido al colegio. Lo encontré tan lindo con su color naranja y me puse a mirarlo detenidamente.

Imaginé de que  porte habría sido el zapallo entero  y pensé en qué pasaría si me metía dentro de un zapallo grandote como ese.  Con mi dedo me puse a hacer circulitos en el pedazo de zapallo y caminitos hasta llegar a la parte de arriba. Se fue construyendo una historia en la cual yo era el personaje principal.  El pedazo de zapallo era mi casa  y yo me imaginaba chiquitita caminando por ahí.

Pero de pronto el zapallo me habló y me dijo:  No sigas rompiendo mi carne… me duele.

Fue tanto mi asombro que me puse a llorar y no dejaba a mi mamá coser el zapallo para las sopaipillas.

Igual lo hizo, pero yo no comí.

Sandra Cisternas  9 años

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Un viento malo’

Había una vez una niñita que le tenía mucho miedo al viento y que vivía en el campo donde todas las noches sonaba el silbido y el movimiento de los árboles.

Ella se tapaba entera en la cama para no sentirlo y su mamá no le hacía caso y le decía siempre que era una miedosa.

La niñita se llamaba Rosalía.

Rosalía decidió no ser más miedosa y  salió una noche al patio.  El viento soplaba como siempre y ella tiritaba diciéndose: no tengo que ser miedosa, no tengo que ser miedosa… Pero no le resultó porque salió corriendo y se metió en la casa.

Rosalía Navarro C.   8 años

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘El Paraguas Mágico’

Un niño llamado José Pablo, iba al Colegio en el Sur con su paraguas siempre abierto, aunque no lloviera. Le gustaba jugar con él, dejar que el viento lo arrastrara y, cuando llovía, lo protegiera del agua.  Milagrosamente el paraguas no se rompía a pesar del maltrato que recibía.

José Pablo tenía pocos amigos y consideraba a su paraguas como uno de ellos. Le conversaba, se reía con él y  lo usaba como caballo, como chueca y como lanza, además de paraguas.

Un día en que iba a la Escuela, vino un tremendo viento y José Pablo salió disparado. Rapidamente abrió el paraguas y salió volando.  Se sentía como andando en parapente y estaba feliz, hasta que el viento se detuvo y se pegó un tremendo porrazo rompiéndose una pierna y rompiendo a su amigo el paraguas

Ismael Zurita Venegas. 8 Años

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Sara y Alison’

Había una vez dos niñas que eran las mejores amigas y nunca se iban a separar ,una se llamaba Sara y otra Alison. Un día llego una niña que era rica y había traído muchas muñecas para todas las niñas y la amiga de Alison empezó a jugar con la niña que había traído muchas muñecas Alison se sentía triste de no tener a Sara cerca de ella… Al día siguiente la mamá de Alison llamó a la profesora de Sara, la profesora le dijo que Sara había muerto camino a casa  y finalmente Alison se dio cuenta de que había muerto porque ella se alejo de Sara.

ALISON ESTRELLA

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Amabis en sus vacaciones’

Querido diario¿ porque nunca me puedo divertir? . Mi mamá trabaja y mi papá también, yo jugando con mi monopatín siempre me aburro con esa cosa, pero este día fue el mejor, estoy de vacaciones estoy muy contenta, sabes porque? jugare mucho y comeré mucho, En el recreo tomo mucho liquido, mi abuelito me quiere mucho y regaloneamos todo el dia.

Mi mama salió de vacaciones y nos acabamos de cambiar de casa así que todo está en cajas y patas para arriba. Mi papa me quiere mucho y me conecta a mundos mágicos para que yo juegue.

Mi mamá es muy divertida porque salimos juntas y lo pasamos muy bien.

Mi tío Keko es un niño aunque es muy grande de edad, me quiere mucho debe ser porque no tiene hijos y juega conmigo todo el tiempo, es como un pitufo gruñón a veces, quien no, me divierto mucho con el jugando domino, siempre les gano y se enojan porque dicen que hago trampa, pero no es así …… Estas vacaciones me hicieron leer una de tus aventuras, y en eso estoy conociendo a Papelucho en Vacaciones, igual que yo….

Ya es hora de dormir y soñar con sus aventuras, sentimientos.

Nos vemos mañana para contarte mis vacaciones.

AMABIS SOFIA SEPULVEDA

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Soy un niño de 11 años’

Soy un niño de 11 años y estoy escribiendo un libro largo y EL OTRO AÑO QUE SIGUE LO PUBLICARE a la famosa editorial SM BARCO A VAPOR EN UN CONCURSO DE LITERATURA.

No estoy seguro si lo publicare porque ME DA LA VERGUENZA y en otra parte emocionado porque el premio va ser 5.000.000 DOLARES ASI QUE ESCRIBO un poco cada dia para lograr un capitulo para tomar forma mi arte.

BRUNO CARRILLO

11 años.

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘A gritos’

Había una vez un perro que le faltaba una pata como al de Papelucho  y los dos perros eran muy amigos. Papelucho vivía cerca de la casa de su amo y los dos perros se juntaban en la plaza todas las tardes. Corrían y jugaban mucho a pesar que les costaba más que a los otros perros del barrio. Para llamar a su perro Papelucho le chiflaba y el amo del otro perro lo llamaba Adán a gritos. Entonces los dos perros volvían a su casa hasta el día siguiente.

CAMILO ARRIAGADA

10 años

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Juanito’

Juanito se llamaba el canario de Isabel que era una niña muy sola y conversaba con su canario cuando estaba sola en su casa estudiando. Un día le pareció que el canario le contestaba y ella le contó que no le gustaba estar sola en su casa y que se sentía sola y se dio cuenta que el canario lloraba. Metió su dedito por los alambres de la jaula y le hizo cariño y el canario se puso a cantar.

ISABEL AGUIRRE

10 años

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Los Niños Perdidos’

Una vez una niña y un niño se arrancaron al bosque sin permiso de su mamá. En el bosque había muchas cosas entretenidas y se llegó la noche sin que se dieran cuenta y se perdieron para siempre. Tenían mucho miedo y se pusieron a dormir arriba de un árbol. Cuando despertaron oyeron que los llamaban y no se atrevían a contestar, pero al fin se atrevieron y fueron muy felices

Penélope Suarez

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Paloma’

Había una vez una niña que se llamaba Paloma y la molestaban porque le decían paloma vuela vuela jajaja y se reían mucho de ella. Pasaron dos años y llego una niña también  que se llamaba Garbanza Ramos y llego un niño llamado Papelucho y tenia una hermana llamada Ji.

FIN

Dayris Ramos

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Los Gatitos’

Había una vez 3 gatos bebés que dependían de su esponjosita madre.  Ella los cuidaba de otros animales, los cuidaba del frió y los alimentaba.

Ya teniendo 1 año la madre les dijo que tenían que depender de ellos mismos.
 Eso significaba que se tenían que lavarse solos, cazar, subirse a los techos y lo peor,  irse del lado de ella. Ellos no lo aceptaban pero la madre los orientó con mucho cariño y amor y les dijo lo entretenido que iba a ser.
 Dicho esto los 3 gatitos no hallaban el día de irse.

Cuando llego tal día tan especial la madre se despidió muy feliz y les dijo, Cuidado con los perros siempre precaución con ellos.
 Ellos les encantaba andar en los techos y molestar a los perros.

Los fines de semana visitaban a su madre y ella los recibía con su inmenso amor.
 Ya más grandes los gatos fueron muy felices, lindos y esponjosos como su madre.

GABRIELA CAROLINA CARRASCO NAVARRO

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Pajarito Azul’

Me gustaria que Papelucho estuviera a qui para que pudiera escuchar mi cuento pero se lo voy a mandar .
Papelucho hoy descubrí un nuevo amiguito pero no es como cualquiera; este amigo es un pajarito azul muy lindo . Resulta que tenia hambre y le di trigo me andaba picoteando por tener hambre .Yo lo llame Luis, es cariñoso pero lo malo es que no lo veré hasta el lunes Es triste pero jugamos mucho ahora quise ser como Papelucho porque me inspiró  Papelucho Misionero y voy a salvar toda persona o animal que lo esté pasando mal .Gracias Papelucho por escucharme.

PAULA VARAS

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Secreto’

Había una vez una niñita de cuatro años que se llamaba Ximena como la hermana de Papelucho.  Era muy regalona y no tenía hermanos. Iba al Jardín Infantil y aprendía muchas cosas y le gustaba mucho dibujar y hacer torres. Un día que estaba dibujando a su muñeca regalona, ésta le habló:  Oye  Ximena, le dijo,  yo soy tu hermana y estoy siempre contigo para que juguemos cuando estas solita en tu casa y no veas tanta televisión.  La niñita se asustó mucho y arrugó el papel y lo botó al basurero y la profe le preguntó por que lo hacía. Entonces ella le dijo que porque estaba muy feo…  La profe le pidió que lo hiciera entonces de nuevo y la Ximena se puso a dibujar muy asustada. Cuando hizo la boquita de su dibujo, esta se movió y arrugó un ojo y le dijo: No te asustes, pero esto es un secreto para las dos y solo podremos jugar cuando estés en tu pieza. Y Ximena se llevó el dibujo a su casa.

VALENTINA CESPEDES   9 AÑOS

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Las Pulgas’

Un niño llamado Sebastián tenía un perro que era muy “pulgoso”.  A ese niño. Cuando leyó Papelucho, se le ocurrió sacarle las pulgas a su perro e imitar a Papelucho guardándolas en una caja de fósforos.  Ese niño un día abrió la caja de  fósforos sentado en su cama y las pulgas, que aún vivían, le saltaron encima. No les hizo caso y se durmió y al día siguiente su mamá se asustó porque lo vió lleno de picaduras y dejo que  era la peste cristal y lo dejó en cama por dos días. El niño Sebastián no se atrevió a confesar lo que había pasado y se quedó viendo tele feliz de la vida.

SEBASTIAN ORDENEZ S.    10 años

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Estoy Grande’

Cuando era chica me leí algunos Papeluchos y me sentía igual a él. Ahora que soy grande y tengo 12 años. Me da vergüenza decir que sigo leyéndolos en las vacaciones porque me entretienen mucho.  Todavía me sigo sintiendo igual a él, especialmente cuando mi mamá tiene que viajar y me siento “Casi Huérfana”.

CARMEN GLORIA

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Ese Otro Planeta’

Mi Mandala es mi mundo:

Había una vez un mandala organizado en el sistema solar, era el planeta de los animales y duendes .Un día una niña de la tierra decidió hacer un experimento de ir a un planeta, resulta que la niña era huérfana asi que no le preocupaba perderse u otro tipo de cosas. Inventó un tipo de cohete pero este cohete era transparente para que nadie se diera cuenta y supusieran que estaba loca.

La niña despegó justo al amanecer para poder llegar a otro planeta temprano. La niña llegó por la tarde o sea no tan temprano como lo planeaba. Cuando llegó la recibió el rey duende y le dijo que el ya sabía que ella era huérfana y le dijo que si se tomaba una poción podría vivir en el mundo Mandala. La niña lo pensó por dias hasta que al fin decidió y se la tomó. Le hicieron un ritual.

Resulta que ella era huérfana porque el rey y la reina del Mandala la habían dejado en la tierra por ser su hija. La niña feliz decide quedarse en el mundo Mandala siendo ella la princesa que esperaban en aquel reino.

Maira Martinez Rojas

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Fui al Zoológico’

Ayer fui al zoológico y vi a un tigre, me rugió y salte hasta el cielo. Ahí sentí que me picaron en la espalda vi y era un pájaro y empezó a picotearme ah… y me caí al charco de los hipopótamos ah… y me fui corriendo , y por error entré a la jaula del gorila me dio un golpe y caí en la laguna de los sapos no… estaba completamente mojado, GUAU… que día FIN.

Fernando Grandon

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Ser Igual’

Un día una niña estaba haciendo un trabajo con Marcela Paz en 1902 y 1985 ella era linda y alegre y escribía cuentos infantiles y Catalina solo la admiraba. Catalina quiso ser igual que ella.

Fin.

Catalina Mancilla

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘EL ESFUERZO’

Había una vez una niña que no sabia matemáticas Un día le pidió a un amigo que le ayudara con matemáticas .

El le dijo que si . Esa niña se esforzaba por saber matemáticas o si no no iba a tener un futuro común y corriente: Además esa niña quería trabajar en la feria y vender cosas para niños y niñas pero no iba a aprender matemáticas pero ella le puso mas atención a la maestra de matemáticas y un día aprendió muy bien de todas las materias que les pasaban. Desde ese mismo día la trataban como no trataban a los demás niños.

Antonella Rojas

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘QUE PENA’

Un dìa una niña tenia una prueba de quimica y el dia anterior tenia que estudiar, su mama le hizo panqueques estaba muy felizzzz .. hasta que se dio cuenta que no habia estudiado nada por lo tanto reprobaria el ramo.

Miriam vivia en Oklahoma y conocia a Mirta ”la glamurosa” tenia una bellaza interior porque por fuera era muy fea, sus compañeros la molestaban a menudo porque tenia rizos de tallarin. ELLA MURIO.

CATALINA RIVERA

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘UN RELOJ DESPERTADOR’

Había una vez un reloj que despertaba a toda la familia todos los días. Estaba cansado porque hacía ya muchos años que tenía que hacer lo mismo y se había lateado. Pero no había caso, y no sabía como poder detener sus punteros para poder dormir hasta mas tarde.
Cuando sonaba su campanilla, el se remecía entero y por eso descubrió que si había un esfuerzo, podía llegar casi hasta la orilla del velador. Lo hizo y quedó con una de sus patitas en el aire. Al parar la campanilla, la mamá lo botó al suelo, se le quebró el vidrio y se le torció juna de sus manitos. Entonces la mamá compró otro nuevo y a este despertador lo dejaron a arriba de una repisa.
Ahí si que era aburrido…. No sonaba, no veía a nadie y no tenía nada que hacer y como no sonaba, no podía acercarse a la orilla para caerse. Y así fue su vida…

NIBALDO

9 AÑOS

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘La Bicicleta Cleta’

Oye Papelucho:
Para la Pascua me regalaron una bicicleta y ella es mi amiga todos los días. Salgo a la plaza y quisiera estar todo el día andando en ella. Como somos tan amigos y yo no tengo hermanos con quien jugar, le puse nombre y se llama Cleta y le hablo y parece que me contesta. Vamos para todos lados juntos y lo pasamos muy chancho.

CARLOS JAVIER

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘EL PICAFLOR’

A mi me gustan los experimentos como a tí, Papelucho y el otro día hice uno que resultó genial. Estaba mirando a un picaflor que es un pajarito con el pico muy largo y el picaflor volaba de una flor a la ventana de mi pieza. Me di cuenta que se veía reflejado en la ventana y que eso lo hacía entretenerse. Entonces se me ocurrió la gran idea y fui a buscar un espejo que tiene mi mamá y se lo puse afirmado en una rama. Poquito rato después el picaflor lo descubrió y se quedaba mucho rato moviendo sus alitas delante del espejo. Yo creo que se encontraba lindo y le llamaba la atención el movimiento de sus alas que es muy rápido. Ahora puse hartos espejos en la terraza, pero no han venido todavía los picaflores y quiero tener un montón de pajaritos aleteando frente a los espejos.

CAMILO BRAVO

9 años

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘CARMIÑA’

Una niñita que se llamaba Carmiña, tenía un amigo que se llamaba Papelucho. Los dos jugaban mucho juntos después del colegio. Un día Carmiña no apareció y Papelucho la fue a buscar a su casa y vio que la casa estaba vacía y tenía un enorme letrero que decía SE VENDE.
Papelucho se dio cuenta que no vería nunca más a su amiga Carmiña porque no sabía a donde se había ido. Le dio harta pena, pero se puso a escribir su diario y se le pasó.
ISABEL Bunster

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘La Piscina’

Una vez me llevaron a una piscina que estaba pintada de rojo. Yo no me quería meter al agua porque creía que era sangre y me daba miedo. Mi mamá lo intentó varias veces y me decía que el agua estaba rica. Pero yo no quería, me imaginaba que me iba a salir una persona flotando con hartos disparos en el cuerpo.

Mi tía fue para adentro y trajo unos anteojos que eran con vidrios azules. Me los puso y el agua se veía azul y ahí me metí sin sacarme los anteojos.

Clemente Z.

8 años

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Mi Don’

Bueno ahora que ya se fue el colegio tengo que buscar una aventura como viajar a la playa y encontrar cosas nuevas como subir rocas grandísimas pero la cuestión se trata de buscar algo mas interesante como ir la bosque y encontrar animales aunque mi don es dibujar y pintar.

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Aventura’

bueno ahora que ya se fue el colegio tengo que buscar una aventura como viajar a la playa y encontrar cosas nuevas como subir rocas grandesísimas pero la cuestión se trata de buscar algo más interesante como ir al bosque y encontrar animales aunque mi don es dibujar y pintar.

Renato

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Dos Amigos’

Había una vez un saltamontes que tenía solo una patita, pero no le importaba mucho porque igual podía saltar de una rama a otra. Era muy inteligente y lo pasaba muy bien hasta que un día un gato lo quiso atrapar y le dio un manotón que le arrancó su otra patita. Cuando el saltamontes vio que no podría saltar, se escondió y lloró mucho hasta que lo encontró otro saltamontes y le propuso que se subiera a su lomo y que el lo llevaría a todas partes. Así se solucionó el problema de este animalito.

ANTONIO Galaz

8 años

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Mi Canaria Pepita’

El dia de mi cumpleaños mi papá me regaló un canario. Nunca había visto un canario de cerca y lo encontré lindo, tierno, muy asustadizo pero cantaba precioso. Le puse por nombre Pepito y todos los días le limpiaba su jaula y le daba alpiste hasta que un día no lo encontré en la jaula, tampoco había cantado esa mañana. Me puse a llorar y mi mamá me vino a ver…. No está Pepito en la jaula, mamá.

La jaula tenía una cajita para que Pepito durmiera, mi mamá la abrió y ahí estaba Pepito que era Pepita, con tres huevitos empollando. Me puse a llorar de nuevo, pero esta vez de puro contenta.

Pepita sacó dos canaritos preciosos que se llaman Sofía y Camilo, pero no se si son canarios o canarias y también van a tener hijos

REGINA

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘La Ballena’

Mi abuelo es un pescador y me lleva en su bote hasta alta mar. Yo me llamo Sebastián y vivo a la orilla del mar con mis papás y mis hermanos y mi abuelo que no es tan viejo porque se la puede con el bote. Un día que estábamos muy lejos de la playa, vimos pasar una ballena. Yo me asuste mucho y le dije a mi abuelo que remara rápido para llegar a la orilla. El me contestó muy serio y me dijo: cobarde ¡ a los animales del mar no se les tiene miedo ¡ Mil veces he visto ballenas y son mis amigas, si quieres ser pescador tienes que hacerte amigo de todos estos peces.

Miré a la ballena que estaba lejos y le dije muy calladito: ¿ quieres ser mi amiga, no me vas a hacer daño? Sentí adentro que me contestaba que sí y eso me dio valentía.

Ahora que ya soy grande y tengo 9 años, no le tengo miedo a ningún pez y menos a las ballenas.

SEBASTIAN

9 años

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Los Hermanos’

Había una vez dos hermanos que se llamaban Isaías y Boris, dos hermanos muy lindos pero siempre peleaban, se peleaban por la comida, por los juguetes, pero cuando venía su madre se dejaban de pelear. Pero Isaías creció y Boris se quedó solo sin que nadie lo acompañe y le pidió a su madre llamar a Isaías y Boris le dijo a Isaías: hermano te extraño e Isaías le dijo que nunca lo iba a dejar.

Constanza Lagos.

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Retorsida’

Había una vez una niña que se callo retorsida y pasaron días que estaba en el hospital hasta que un día soñó que en su casa habían puras princesas y cuando se miro al espejo ella era blanca nieves y nunca pudo imaginar que eso era tan loco. Claro que ella tenía 8 años de edad y, ¿ les cuento algo? esa niña era yo.

Quizás se pregunten si de verdad caí retorsida y si, caí asi, solo que con sangre en la boca y no podía caminar. Me quiero mejorar pero sigo en silla de ruedas así es que desde ya muchas gracias adiós. los amo.

Sofía Anastasia.

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘No Me Gusta Aburrirme’

Me llamo Sandro y tengo 8 años. Soy amigo de Papelucho desde que aprendí a leer y me he leído casi todos los cuentos de él.

Me gustaría ser como Papelucho porque yo me aburro y el no se aburre nunca. No tengo celular y por eso veo tele todo el día y no tengo hermanos por eso no juego con ellos. Se me ocurren cosas entretenidas para inventar, pero me da lata hacerlo porque a Papelucho siempre lo retan y a mi me van a retar.

Sandro Sepulveda.

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Sueño’

Un día que estaba sentada en la vereda esperando que llegara su amiga Susana, Carolina se quedó dormida.

Soñó que iba al país de las muñecas y que jugaba con ellas y cantaba con ellas. Había más de cien mil y todas hablaban distintos idiomas que Carolina entendía todos. De repente vió a una muñeca chiquitita que estaba callada y no bailaba ni cantaba. Se acercó a ella y le preguntó ¿por qué no juegas con todas las otras muñecas? Porque no me dan boleto. Carolina la tomó de la mano y la hizo bailar con ella y así se hizo amiga de las otras muñecas.

Cuando Susana llegó, encontró a Carolina durmiendo y riendo. La tocó y la despertó… Carolina le contó lo que había soñado.

Isabel Contreras T.

8 años.

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Un Amigo Desconocido’

Juan se llamaba el niño que me regaló su autito en el supermercado. Yo estaba dando vueltas mientras mi mamá compraba y Juan se me acercó y me regaló un autito rojo super choro.

Renato Salazar B.

7 años

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Palabras Mágicas’

Un día estaba en una cancha de fútbol y encontré un túnel. Mientras iba caminando, me encontré con un dragón y me dijo “¿quien se atreve a entrar a mi cueva?, si quieres entrar necesito las palabras mágicas”. Y yo no me las sabía, pero viene un hada y me dijo “las palabras son, por favor y gracias ” y se fue. Yo se las dije al dragón y me dejo salir.

Llegue a la luz y me encontré al frente de mi casa y desperté. Fui a desayunar y como me sabia las palabras mágicas fui mas educada.

Javiera

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘El Enojado’

Un niño llamado Tomás, se subió al techo de su casa un día que estaba enojado. Por más que toda la familia le suplicaba que se bajara, le ponían escaleras y todo, y no hubo caso. Su papá trató de subirse a buscarlo, pero al ver que Tomás se subía más arriba, encontró que era peligroso.

Entonces llamaron a los bomberos y Tomás fue bajado por un bombero y por la escalera de los bomberos. Nadie lo retó porque todos estaban tan asustados como él. Lo que pasó es que se dio cuenta que no había que hacer tonteras por estar enojado.

Felipe Sanchez 9 años

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Un perro de tres patas’

Tengo un perro negro que solo tiene tres patas. Hubo que cortarle una cuando lo atropellaron. Se llama Napoleón igual que el de Papelucho, pero el mío es regalón y cariñoso.

Un día lo subimos en un skate para ver si con sus otras dos patas podía andar en skate y se asustó mucho. Habíamos pensado amarrarlo al skate para que no se bajara, pero no nos resultó. El está feliz de poder caminar a saltitos con sus tres patas y yo me convencí que no necesita tener cuatro.

Sebastián Correa 8 años

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Resumen de Papelucho’

Papelucho Escribe su diario para escribir cosas que le suceden y no lo habría creado si no hubiera sido por el problema que tuvo, creó un Sandwich venenoso con materiales. Lo dejó en su velador y su nana se lo comió. Él se imagina lo que podría pasar y se asusta así que le pregunta a Domitila que hace ella cuando tiene un secreto muy terrible y no puede contárselo a nadie. Ella le dice cosas que haría pero Papelucho decide hacer la última opción: Escribírselo a nadie, Por eso él creó su diario. En el colegio se lo quitaban y lo castigaban mucho. Saltando se quebró una pierna y lo tuvieron que operar etc. Podríamos decir que Papelucho es un niño activo, quiere solucionar problemas, quiere ser santo, varias veces se mete en problemas y tiene 8 años.

Él tenía un muy buen corazón y tenía muchas cosas que hacer como por ejemplo, Ser pirata o ser saltador olímpico. Le gustaba subir y bajar por el ascensor, jugar al invisible y hacer experimentos y otras cosas. Papelucho es un libro divertido y creado por la autora chilena, Marcela Paz (Nombre artístico).

Katherine

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Mi Mascota’

Un día yo estaba feliz y contenta porque por fin me iban a comprar una mascota. Yo estaba saltando y revoloteando como un pajarito de esos que vuelan y vuelan y se escapan cuando uno los quiere solo mirar. Fui hacia la tienda de mascotas donde habían cientos de animales por cual elegir. ¿Iba a elegir un pez, un gato o un perro? Pero me pareció mas adorable una tortuguita. Cuando mis padres dijeron “la compramos” me emocioné tanto que salí corriendo como liebre hacia la casa, entré y de tanta velocidad me dormí.

Al despertar no había nada a mi lado, me puse triste porque pensé que no me compraron nada, pero no, en una cajita estaba mi mascota adorada.
Fin.

Noemiza

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘El Conejo’

Había una vez una casita que estaba abandonada en la cumbre de un cerro. Muchas personas que subían al cerro la ocupaban para descansar y pasar la noche.

Un día un grupo de cuatro niños que habían subido al cerro, entraron a la casita y decidieron quedarse hasta el día siguiente. No habían avisado en sus casas y todos los buscaban, tampoco tenían que comer y hacía frío. Uno de los niños dijo que sabía cazar y que iba a buscar un conejo para comérselo, pero estaba oscuro y como le dio vergüenza llegar altiro de vuelta, se quedó afuera esperando un rato. Un conejo pasó y lo miró…. El niño le habló y le dijo que no tenían que comer así es que lo iba a agarrar y matar. El conejo movió sus orejas y le contestó: No sacas nada con matarme porque no pueden cocinarme ya que no tienen como hacer fuego.
El niño pensó: es cierto…. Y el conejo, al verlo triste le dijo: Ven conmigo y lo llevó a un árbol que daba toda clase de frutas. El niño sacó hartas frutas y convidó al conejo a que fuera a comer con ellos. Y al día siguiente los encontraron y ya no eran cuatro niños amigos sino que eran cuatro niños y un conejo amigos. Y todos bajaron juntos y vivieron muy felices.

Natalia Cespedes

9 años.

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘No Soy Llorón’

Todos los hermanos eran muy porfiados con sus papás. La mamá siempre los retaba y el papá, cuando eran desobedientes, les pegaba. El más chico se llamaba Juan y lloraba mucho porque siempre tenía miedo que le pegaran. Un día el papá le dijo que los hombres no lloran y Juan trataba de tragarse sus lagrimitas pero no podía. Tenían unos primos que se juntaban muchas veces y que vivían cerca de su casa y había uno que también se llamaba Juan y por eso quería mucho a su primo Juan. Juan le contó lo que papá le había dicho y Juan le contestó que eso no era verdad. Le contó que el había visto llorar a su papá, que había visto llorar al Padre Carlos y que había visto llorar a su abuelo y a algunos muchas veces. Esto para Juan fue una suerte porque no tuvo que seguir dejando de llorar sino que comenzó a llorar solo por las cosas importantes.

JUAN CARLOS PEDROZA

8 años

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘El Zapato Dorado’

Encontré un día un zapato dorado en la calle. Era solo el del pie izquierdo y pensé que a lo mejor se le había caído a la Cenicienta…. Me lo llevé a la casa y lo deje en mi velador. Esa noche soñé todo el tiempo con la madrastra que era una bruja mala y que me daba zapatazos en la cabeza con el zapatito de oro. Desperté con mucho dolor de cabeza y, al mirar mi velador, me di cuenta que no había nada y mi mamá dijo que ella no lo había tomado.

¿Soñé todo? Eso es lo que me pregunto.

Fernanda Salas 8 años

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘En el Camino’

Juan tenía unas ganas tremendas de ir al estadio a ver a la “U”. Le pidió a sus papás que lo llevaran pero ellos no podían. Por eso ese día, que lo habían dejado solo en la casa, se arrancó al estadio. Sabía llegar porque estaba cerca de su casa. Caminó y caminó y no encontraba el estadio. Cuando se cansó de caminar, se sentó en la cuneta a descansar y se dio cuenta que estaba perdido. .. Se iba a poner a llorar cuando vio en el suelo un llavero azul de la “U”. No tenía llaves y estaba nuevo, lo tomó , lo miró por todos lados y lo metió en el bolsillo de su pantalón. Cuando se paró para seguir caminando, se dio cuenta que el llavero pesaba mucho y lo sacó de su bolsillo y se dio cuenta que giraba en su mano. Si el se daba vueltas, el llavero cambiaba de postura. ¿Será que me indica el camino a mi casa? ¿ o será que me indica el camino al estadio? ¿ o será que no me indica nada y estoy soñando?

El llavero dio un tiritón y le dijo: “saliste sin permiso, vuelve a tu casa….” Y Juan, muy asustado de que el llavero le hablara salió corriendo y el llavero de la “U” le fue indicando el camino.

Cuando llegó, sus papás estaban muy asustados porque no lo encontraron en la casa, pero fue tanta la alegría de verlo, que no lo retaron.

Claudio Santander F. 9 años

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Mi Hermana Ji’

Como Papelucho, tengo una hermana que se llama Ximena y que no sabe hablar. Es como una muñeca para m í y yo la quiero mucho. Cuando aprenda a hablar va a ser como la Ji, con “te,te,te,te…”

Bernardita Peña B. 7 años

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Entrevista personal a Papelucho’

En 1934 nace la tradicional historia del personaje Papelucho, nos da a conocer el diario de vida de un típico, pero ingenioso niño de 9 años de la clase media chilena. Con muchas historias que contar nace Papelucho, travieso y divertido niño y es publicado por primera vez en el año 1947.

Pero yo, Pablo Jimenez F. ( 11 años) en lugar de escribir un cuento, fui donde Papelucho y le hice una entrevista personal:

Esta es:

PABLO – Oye, Papelucho, ¿Te crees una persona simpática?

PAPELUCHO Yo creo que sí, soy una persona simpática y divertida.

PABLO -¿Te crees un icono de la literatura chilena infantil?

PAPELUCHO Sí, soy la obra más representativa de la literatura chilena infantil, y represento a muchos niños de 9 años como yo, somos todos iguales….

PABLO – ¿Cuál ha sido la historia que más te ha gustado? ¿Por qué?

PAPELUCHO La historia que más me ha gustado… buena pregunta …… hum!…. pero creo que ha sido la del marciano, “Papelucho y el marciano” porque fue una de las aventuras más extremas que he vivido.

PABLO -¿Qué libro te representa más y por qué?

PAPELUCHO El que me representa más es Papelucho y la hermana Ji porque ella me necesita por mis cualidades y defectos.

PABLO -¿Quiénes son las personas que no pueden faltar en tus historias?

PAPELUCHO La Domi mi nana, la Ji mi hermana, mi mamá y papá y mi hermano Javier que es de estilo hippie.

PABLO -¿A quién te encuentras parecido por dentro?

PAPELUCHO : A mi autora Marcela Paz.

PABLO -¿Cuáles son los lugares donde vas más seguido?

PAPELUCHO Jugueterías de calles, laboratorios de detectives, esos creados por imaginación.

PABLO -¿Cuál ha sido la hazaña que mas recuerdas? ¿Lo pasaste bien?

PAPELUCHO Ir a la luna con el marciano. Sí lo pase muy bien. Choriflay!

PABLO ¿Te has enamorado alguna vez?
PAPELUCHO : Me da vergüenza, pero si.

PABLO -¿Cuál es tu serie favorita de TV? ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

PAPAELUCHO No tengo preferencia por ninguna y en mi tiempo libre me gusta jugar con mis hermanos y amigos (Javier y Ji, los Soto, el Chirigue etc).

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Carolita’

Carolita era una niña muy vergonzosa que ni siquiera se atrevía a hablar con su familia. La mamá siempre la retaba y le decía que tenía que atreverse a conversar y ella, al intentarlo, se ponía tartamuda y no lograba que la entendieran. Cuando entró al colegio, el primer día la profesora leyó la lista y los niños solo dijeron “presente”, pero al día siguiente la profesora fue señalando a cada uno y diciéndole que dijera su nombre. Carolita se puso muy nerviosa y cuando le tocó el turno se paró y dijo: Ca Ca Ca Ca….rolita…. Pero ya todos los niños se estaban riendo y eso para ella fue terrible y no quería ir mas a su colegio, pero nada le dijo a sus papás y al dia siguiente se hizo la enferma y al otro dia lo mismo, hasta que su mamá la llevó al doctor y no le encontraron nada.

Isabel Faundez 10 años

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Perdido’

Un dia mi perro se perdió en la calle. El se llamaba Sebastian y tenía las orejas largas y negras y sus patitas cortas con manchas blancas.

Sebastian salió un día a pasear a la calle y vio a un pajarito que estaba herido primero se lo quiso comer, pero le dio pena y solo lo langueteo un rato. El pajarito pudo volver a volar y Sebastian se puso a correr para tratar de alcanzarlo. Corrió tanto que nunca mas volvió y se perdió y yo puse un aviso pero no me llamo nadie para devolvérmelo.

A lo mejor alguno de los amigos de Papelucho lo ha visto .

Raimundo Soliz 8 años.

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)


‘Un sueño’

Era se una ves un sueño maravilloso que estaba soñando, fue el el mejor sueño en verdad. Se trataba de la domileta mi nana y de mi . Yo pensaba que me iba a morir con mucha felicidad porque me hicieron una fiesta y me sorprendieron mucho. La domileta era la mejor chef y no se moría sola, si se moría se moría conmigo. Era la mejor nana del mundo, mi mamá era la mas enojona pero papá la sorrendio porque nos fuimos a la costa de vacaciones de verano pero también pasamos un invierno porque en verano fuimos también a estados unidos y allá es invierno. Bueno ese es el resumen de mi sueño.

Cata

(Este cuento ha sido corregido solamente en su ortografía)