Cuento destacado

El gato y la amapola

Un día un tierno gato se limpiaba al sol, sentía los tibios rayos del sol, se estiraba y pensaba en que almorzaría un rico ratón o un colorido pajarito. En ese instante se acercó a el una amapola que lo miraba con curiosidad y le dijo: ¿qué tramas pequeño gatito?, tengo mucha hambre le respondió el gato. La amapola se inclinó y le regaló unas cuantas de sus semillas y el gatito meneando la colita se lo agradeció y fue en busca de su humano para pedir alimento y la amapola muy contenta se sintió por salvar la vida de algún pequeño animalito.
FIN

ANITA ROJAS CASTILLO

fondo-ediciones-especiales

PUEDES LEER TODOS LOS CUENTOS AQUI