Cine Teatro Mágico

Queridos niños:

No soy Marcela Paz porque ella ya no está en este mundo…. Pero soy una de sus hijas, lo que, obviamente, no es lo mismo, pero es lo que hay.

Sé que ella, desde el cielo donde está, hoy los mira con todo ese cariño que tuvo siempre al escribir para los niños quienes eran sus mejores amigos.

Gocen de este lindo espectáculo preparado para ustedes con ese mismo cariño de Marcela Paz.  Aprendan algo más de nuestra historia de chilenos y sean siempre como Papelucho: niños inquietos, verdaderos, sencillos y entretenidos.

Un abrazo