1957 | 1967 – Etapa de desprendimiento

1957 – 1967 Etapa de desprendimiento

Aparte de su familia, Ester Huneeus se dedicó siempre a intereses y ocupaciones más allá de la literatura. Trabajó desde joven en cerámica y escultura, la que aprendió de joven con Totila Albert, y luego, con los hijos grandes, y viuda a los 52 años, se dedica a realizar también obras en esmalte sobre metal.


Su arte no lo considera algo exclusivo suyo, sino que lo comparte. Su casa, frente a la antigua Población El Esfuerzo, la llevan a conocer las realidades de tantos que viven situaciones difíciles. Les enseña escultura, carpintería, tallado y los asesora para vender sus obras en una tienda del centro de Santiago, El Retablo. En forma respetuosa los alienta a desarrollar sus talentos y mejorar así su situación personal y económica.

Entre estos años se casan sus cinco hijos y Ester, que se ha cambiado a Nueva Costanera 4331
comienza su vida sola.

Aquejada de una diabetes juvenil, la que lleva con mucha responsabilidad , llena su tiempo escribiendo sin parar.

Participa activamente en las Navidades de Vitacura, organizadas por la Parroquia Inmaculada Concepción, escribiendo cada año una obra de teatro para la ocasión.

Acoge a los hijos, a los nietos, a quienes dedica mucho tiempo y a sus amistades. Siempre en su intención de compartir sus dones, enseña en ARCA (Arte y Caridad), cerámica y escultura.

En el año 1965 funda el IBBY en Chile, “International Board on Books for Young People” luego que fuera invitada en 1964 a España a un Congreso de esta organización.  Es designada presidenta, cargo que ejercerá hasta fines de 1967.